Lenín Moreno: Ecuador pierde ocho millones de dólares al día

Compartir

Ecuador anunció recortes presupuestarios, reducción de salarios de empleados públicos y endeudamiento para enfrentar las dificultades derivadas del coronavirus y la caída del precio del petróleo.

“La enfermedad global del coronavirus está generando una crisis económica en todo el mundo y ha golpeado fuertemente a Ecuador”, dijo el presidente Lenín Moreno por radio y televisión al presentar una serie de ajustes.

El mandatario agregó que el país, dependiente de la venta de petróleo, está perdiendo alrededor de ocho millones de dólares al día por el desplome del precio.

Ante el panorama financiero, al que previamente tildó de “bastante delicado, bastante difícil”, el mandatario indicó que mantendrá un plan de austeridad comenzado en 2019.

El estado ahorró el año pasado en 448 millones de dólares con el despido de trabajadores públicos, cuya masa salarial supera los 9.000 millones al año.

Los empleados del estado que siguen en su puesto y cobran más de 801 dólares al mes verán reducido su salario en hasta un 8%.

Moreno añadió que recortará en 1.400 millones de dólares el presupuesto estatal sin afectar al área de la salud. Para ello se eliminarán secretarías, agencias de control y empresas públicas.

No más deuda

El presidente ecuatoriano apuntó que también cobrará una contribución única del 5% sobre el valor de vehículos de más de 20.000 dólares.

El mandatario busca más efectivo, por lo que gestiona con dos organismos internacionales, que no identificó, préstamos por 2.000 millones de dólares, así como una reprogramación de vencimientos de la deuda externa, aunque no dio detalles.

Frente a las dificultades económicas, de las que Moreno acusa a su antecesor y ex aliado Rafael Correa (2007-2017) por sobreendeudarse, Ecuador contrajo en 2019 créditos por unos 10.300 millones de dólares con entidades como el Fondo Monetario Internacional (FMI), que aportará 4.200 millones y cuyos desembolsos están atrasados.

El analista económico Alberto Acosta Burneo, de la consultora Grupo Spurrier, dijo a la AFP que la nueva brecha financiera “no puede ser cubierta con más deuda” cuando el pasivo de la nación, cuya economía está dolarizada desde el año 2000, alcanzó los 41.496 millones de dólares (38,7% del PIB) en diciembre, según datos del Banco Central.

En este gobierno, la deuda ha crecido unos 20.000 millones de dólares. Esto pone a Ecuador es una situación bastante vulnerable, bastante delicada”, estimó a su vez el decano de la facultad de Economía de la privada Universidad de las Américas (UDLA), Vicente Albornoz.

Moreno anunció las medidas luego de que en octubre pasado fracasara su decisión pactada con el FMI de eliminar 1.500 millones de dólares en subsidios a combustibles. El mandatario reculó envuelto en una revuelta social que dejó una decena de muertos.

“El año pasado tomamos decisiones que nos iban a ayudar a prevenir situaciones como la que hoy estamos viviendo, pero me decidí por la paz”, manifestó el jefe de Estado, apuntando que entidades internacionales aportarán 60 millones de dólares para encarar el COVID-19, que afecta a 17 personas en Ecuador.